Cadenas de oro y plata

Es difícil definir lo que es una cadena de oro o una cadena de plata. Así dicho “cadena”, parece que todos lo entendemos, pero ¿dónde acaba la cadena y empieza el collar? o ¿cuándo deja de ser cadena y se convierte en gargantilla?.

Llamaremos cadena a las que nos sirven para colgar un colgante o fetiche. También colgaremos en ellas las medallas y las cruces o cualquier tipo de abalorio.

Las cadenas habitualmente se ofrecen en 4 largos específicos.

Las cadenas con una longitud de 40 cm. que se utilizan por lo general para los bebes y de las que colgamos las características medallas de la Virgen Niña, Ángel de la Guarda, etc. También utilizaremos esta longitud de cadena o el siguiente largo de 45 cm. como cadena de la que colgaremos un pequeño motivo o amuleto y que será destinada a una jovencita.

La cadena más polivalente es la que mide 50 cm y sirve a los niños que hacen la Primera Comunión. También a las niñas (aunque suelen optar por la de 45 cm.). Ideal para señora a la que le quedara más o menos ajustada al cuello dependiendo de su complexión.

Finalmente el último largo normalizado sería el de 60 cm. normalmente es el indicado para caballero. No obstante cualquier otro largo que un cliente pueda desear siempre se podrá fabricar.

Las cadenas para joyería se fabrican en oro de 9 o 18 quilates y también en plata. Disponemos además de cadenas huecas muy finas y de peso ínfimo. Los modelos más comunes son: el bilbao, el forzado, el barbado, el veneciano, el ancla, el combinado, el singapur, etc.

Un apartado especial deberá tener el cordón salomónico que, en cualquiera de sus largos, puede entrar en la categoría de cadena cuando también lo utilizamos para colgar del mismo cualquier tipo de colgante de los mencionados ya anteriormente.

Las cadenas cortas de 40 y 45 cm. también son denominadas gargantillas aunque esta denominación es más correcta para definir un collar corto con algún motivo o combinación de eslabones casi siempre en disminución, que queda muy pegado al cuello de su portadora.

Cuando la cadena es más larga que la gargantilla y tiene algún tipo de entrepieza o bien por su grueso o singularidad, no necesita de ningún colgante para tener valor ornamental por si misma se convierte en collar. También son collares todas las combinaciones de piedras y eslabones que podamos imaginar.

Las cadenas de oro son un magnífico complemento para su colección de joyería. Pueden vestirse sin más, o servir para colgar de ellas otras joyas. Los materiales que se utilizan para estas cadenas suelen ser el oro, en distintas calidades, el oro blanco, la plata, el acero, y el platino.

NextGen ScrollGallery thumbnailNextGen ScrollGallery thumbnailNextGen ScrollGallery thumbnailNextGen ScrollGallery thumbnailNextGen ScrollGallery thumbnailNextGen ScrollGallery thumbnailNextGen ScrollGallery thumbnail
Cadena de Oro Primera Ley Huecos
Cadena de Oro Blanco Primera Ley Calabrote
Cadenas Cordones, Cristo de Dalí
Cadenas Cordones, Oro 9 Kilates
Cadenas Cordones de Oro, Combinado
Cadenas Cordones Oro Primera Ley, Bicolor, Cordón Salomónico
Cadenas de Cordones, Plata de Ley, Cola de Topo, Cordoncillo.

Tanto el diseño de cada eslabón como los colores y adornos de cada cadena de oro o de plata pueden variar de uno a otro modelo. Se suelen denominar al tipo de eslabones de distintas maneras.